السبت 30 المحرّم 1439
Sábado Muharram 30 1439
Sábado Octubre 21 2017

                        

bissmillah

Menú

                                                 Biblia y Ciencia

 

 

 

 

 

 

 

Este artículo junto a todos los artículos de este apartado muestran entre otras cosas, el motivo por el cual la esencia de la Biblia jamás podría ir en paralelo con la Ciencia y por qué existe tan abrumadora incompatibilidad entre ambos. Los artículos no van enfocados a crear discusión entre lo religioso, lo espiritual y lo científico o entre creyentes y escépticos, sino a evidenciar la existencia de contradicciones en el contenido Bíblico con la Ciencia, y la imposibilidad de la Iglesia Católica de refutar a través del uso de métodos empíricos, racionales y lógicos, las "verdades" presentes en la Biblia "Palabra de Dios" según la Iglesia y los fieles Cristianos.

 

La Palabra de Dios debe ser consistente en sí.  El conocimiento que encierra nos debe llevar a una mejor comprensión de la vida, del universo y del Creador, además de que nos debe guiar por el camino de la justicia, del bienestar y de la felicidad. Cualquier otra autoridad que la cuestione y la estudie detenidamente confirmaría que se trata realmente de una doctrina infalible y eficiente. Por lo tanto Debe permanecer libre y limpia de discrepancias, ambigüedades y contradicciones. Justo lo que la última revelación de Dios nos dice:

 

 

 

4: (82) ¿Es que no van a reflexionar sobre este Corán ? Si procediera de alguien distinto de Dios, ciertamente habrían hallado en él muchas contradicciones. 

 

 

 

Dios reta a cualquiera que dude de la infalibilidad de este mensaje, afirmando que es IMPOSIBLE encontrar equivocaciones, contradicciones o errores en el Sagrado Corán, porque el Autor no es un ser humano sino el Creador de todo cuanto hay en el Universo.

 

El Corán es INFALIBLE y quien lo dude que lo averigüe por sí mismo.

 

 

 

La Europa medieval fue gobernada por el régimen dogmático de la Iglesia Católica. La iglesia se opuso a la libertad de pensamiento y persiguió a los científicos. Uno podía ser castigado por la inquisición simplemente por tener otras creencias o ideas diferentes. Los libros fueron quemados y también muchos científicos fueron ejecutados. La insistencia en la investigación en la edad media a menudo es tratada en los libros de la historia, pero algunos interpretan la situación equivocadamente y reclaman que los científicos que chocaron con la iglesia estaban contra la religión.

 

Pero la verdad es totalmente lo contrario. Los científicos que se opusieron al fanatismo de la iglesia eran creyentes. Ellos no estaban contra la religión, sino contra el duro clericalismo de aquel tiempo.

 

Por ejemplo, el famoso astrónomo Galileo, a quien la iglesia quiso castigar porque había testificado que  el mundo giraba, dijo: "Doy infinitas gracias a Dios por ser generoso y por permitirme ser el primer observador de sostenidas maravillas, escondidas en la oscuridad desde los principios."

 

 

 

Kepler, considerado como fundador de la astronomía moderna, dijo a los que le preguntaron por qué estaba tan implicado en la ciencia: "Tenía la intención de ser un teólogo…pero ahora veo cómo es Dios, por mis tentativas, también glorificado en la astronomía, pues los cielos declaran la gloria de Dios".

 

 

 

En cuanto a Newton, uno de los científicos más grandes de la historia, explicó la razón fundamental de su afán por la ciencia diciendo:
"Dios es eterno e infinito, omnipotente y omnisciente; es decir, sus alcances duran desde la eternidad hasta la eternidad; y su presencia de la infinidad hasta la infinidad; Él gobierna todas las cosas, y sabe todas las cosas qué son y lo que pueden hacer…Nosotros Le conocemos sólo por sus sabias y excelentes artimañas…Le veneramos y Le adoramos siendo sus sirvientes…"

 

 

 

El gran genio Pascal, el padre de las matemáticas modernas, dijo: "Con la fe nosotros conocemos la existencia de Dios, y en la gloria nosotros conocemos Su naturaleza…"

 

Muchos otros fundadores de la ciencia occidental moderna fueron también creyentes, todos ellos llegaron aunque a través de procesos de búsqueda distintos, a la conclusión de la existencia de un Creador a todo cuanto hay en este Universo. Lo que tenían en común esos científicos era su profundo rechazo y su imposición al dogma de la Iglesia Católica, que por otra parte no ha hecho más que defender y aplicar las bases y principios presentes en la tradición Judeocristiana, en el Antiguo y Nuevo Testamento.

 

 

 

Conocimientos que en la mayoría de los casos se contradecían con los hallazgos y descubrimientos de muchos de los científicos de aquella época. La situación no ha cambiado con el paso de los años ya que hoy en día y más que antes se está evidenciando clarísimas contradicciones en el contenido Bíblico.

 

Además de las contradicciones Científicas, las 101 contradicciones y las obscenidades manifiestas presentes en la Biblia y expuestas en este apartado, presentamos a continuación algunos aspectos contradictorios de la doctrina Cristiana.

 

 

 

Todo ello pone en evidencia y esclarece el motivo por el cual los fieles cristianos van perdiendo cada vez más Fe no sólo en la Iglesia católica sino también en Dios. ¡ Una realidad difícil de refutar !

 

 

 

 

 

Algunos aspectos contradictorios de la doctrina Cristiana

 

 

 

 

 

El Celibato

 

 

 

La Iglesia siempre ha tenido el celibato en muy alta estima primero porque  Jesús que la paz sea con Él, fue célibe y él es modelo de la perfección humana y segundo porque existen numerosos versículos del Nuevo Testamento que lo ponen de manifiesto.

 

 

 

La pregunta que se impone a la Iglesia es la siguiente:

 

¿Cómo se puede condenar la homosexualidad alegando que es un acto contra natura que viola  las leyes de la naturaleza, quebrantando el equilibrio anatómico y fisiológico del ser humano, mientras se fomenta y se anima al celibato que es igual de contra natura y una negación absoluta de las leyes de la naturaleza, de la anatomía, de la fisiología y de la bioquímica.?

 

¿Cómo puede Dios, nuestro Creador y Él de todo cuanto hay en el Universo, darnos el don de la sexualidad para buscar parejas del otro sexo (para amarnos, refugiarnos, protegernos, ayudarnos y reproducirnos en este planeta), animarnos a frustrar y oprimir nuestros deseos inconscientes que Él mismo nos ha otorgado, prescribiéndonos la abstinencia como un acto de adoración, y que dicho acto elevaría nuestra espiritualidad.?

 

 

 

En el Nuevo Testamento leemos:

 

"Yo deseo que viváis sin inquietudes. El que no tiene mujer anda solícito de las cosas del Señor, y en lo que ha de agradar a Dios. Al contrario, el que tiene mujer anda afanado en las cosas del mundo, y en como agradar a la mujer, y se halla dividido" (Corintios I, 7:32).

 

 

 

"Loable cosa es en el hombre no tocar mujer" (Corintios I, 7:1).

 

"El cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor" (Corintios I, 6:10).

 

"Creo que en la inminente angustia es bueno este estado, es bueno al hombre permanecer así... ¿Estás sin tener mujer?, no busques el casarte. Si te casares, no por eso pecas. Y si una doncella se casa tampoco peca; pero estos tales sufrirán la tribulación de la carne, que yo os quiero ahorrar"  (Corintios I, 7:25-28).

 

 

 

Trescientos años después de San Pablo aparece un Teólogo conocido como San Agustín. Igual que su predecesor, él creía que el sexo era una amenaza para la edificación espiritual:

 

"No conozco nada que rebaje más a la mente humana de las alturas, que las caricias de una mujer y la unión de los cuerpos."

 

 

 

Para superar la angustia de permanecer preso de las "ataduras de la carne" se prescribe el celibato, considerándolo una moralidad superior a la del matrimonio. Lo cierto es que la continencia sexual total, es una cruz demasiado pesada para hombres y mujeres que desean negarse a su naturaleza humana.

 

El principio del celibato, es una contradicción clarísima con la naturaleza del ser humano y con la Ciencia.

 

El Creador no quiere que nos acerquemos a Él frustrando nuestros instintos, algo que para el ser humano es un acto sobrenatural, sino que nos acerquemos a Él obedeciéndole, cómo? Controlando nuestros instintos, algo que parece bastante más lógico y racional, teniendo en cuenta nuestra naturaleza humana, que fisiológicamente es idéntica a la del ser animal, que a diferencia del ser humano le es imposible controlar sus instintos al no disponer de las funciones cognitivas características del ser humano.

 

 

 

Existe una gran diferencia entre la palabra Frustración y Control;                                                                                                              

 

El Celibato conlleva a la frustración y opresión de los instintos humanos mientras que,

 

El Matrimonio implica una satisfacción total de los instintos humanos y una tranquilidad mental. Que no impide de ningún modo al ser humano dedicar tiempo a la oración ni a la adoración de Dios.

 

 

 

Por ejemplo:

 

Un matrimonio de musulmanes reza a su Creador más de 5 veces al día, se despiertan juntos una hora antes del alba para rezar, oran al mediodía, a media tarde, en el ocaso, y en el anochecer. Sin contar los momentos de la ablución que se realiza antes de cada una estas oraciones, y las distintas súplicas que realizan y que corresponden a cada situación de su día-día, cada vez que salen o entran a su domicilio, que viajan o vuelven de su viaje, entran o salen del mercado,  empiezan o terminan de comer, se acuesten o se levanten de su sueño…

 

En el Islam, al contrario que en el Cristianismo, el matrimonio y el sexo no son antagónicos con el amor y la adoración de Dios. En lugar de un obstáculo, el matrimonio es considerado como un factor positivo para adquirir la perfección espiritual.

 

 

 

Si Dios hubiese querido que le dedicáramos las 24 horas de día a la oración, no nos habría creado de un macho y hembra, sino como un ser asexual que se reproduce solo.

 

Para quien esté interesado en conocer la visión del Islam sobre la Sexualidad:  Sexualidad en el  Islam y en Judeocristianismo.

 

 

 

 

 

La confesión

 

 

 

La confesión es el sacramento en el cual, por medio de la absolución del sacerdote, los fieles cristianos  reciben el perdón de sus pecados si se confiesan arrepentidos. 

 

Sobre la confesión auricular, hay opiniones contradictorias, por una Parte la Iglesia católica se basa en algunas referencias bíblicas para autorizarla, en el Nuevo Testamento leemos: "Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho." Santiago: 5-16.

 

 

 

Otros opinan que la Confesión, no está autorizada por la Biblia, sino que es un instrumento de la Iglesia católica que lo usa como presión de moralidad aparente. Aquél que muere en estado de "pecado mortal" sin confesión, según la enseñanza católica, va a la "eterna condenación", un perfecto negocio con el miedo. Refutando que la exégesis del versículo de Santiago 5:16 arriba mencionado, es que; Las personas  pueden ayudarse los unos a los otros, pero no pueden perdonarse los pecados. Solamente Dios Altísimo tiene aquel poder.

 

 

 

Este versículo del Nuevo Testamento lo indica:

 

"Cada uno examine su propia conducta, porque cada cual responderá por sus pecados ante Dios". (Gálatas 6,4)

 

 

 

Existen dos planteamientos lógicos y racionales:

 

1- Acaso Dios Altísimo necesita ayudantes en la tierra que medien entre el ser humano y Él, su Omnisciencia y su Poder de Creación no os parecen suficientes. Es Él quien sabe lo que hace la hormiga que está debajo de la piedra en la noche oscura. ¿ Cómo no va saber qué siervo o ser humano está arrepentido y quién no? ¿ Qué ser humano está pidiendo el perdón y quien está  transgrediendo sus leyes divinas?.

 

 

 

¿En qué criterio se basa el sacerdote para dictar la penitencia al pecador? Ya que tal criterio no aparece en ningún lugar de la Biblia. Si son 2, 5 o 10 "Ave Marías", 20 ó 30  "Padres Nuestros", en  qué se basan para dictaminar tales enmiendas? ¿Y quién les ha otorgado el poder de perdonar?

 

 

 

Esto no es lógico!

 

  

 

2- La naturaleza de la confesión corrompe tanto al Penitente como al Confesor:

 

Sr. Chiniquy, por 25 años sacerdote bien estimado en la Iglesia Católica en Canadá y en los Estados Unidos, da prueba abundante de esta acusación en su libro titulado, "El Sacerdote, La Mujer y El Confesionario". Se manifiesta que miles de confesores y penitentes han caído en pecado como resulta directa del confesionario. Es fácil de entender porque esto es verdad.

 

El confesor está obligado por su Iglesia a quedar celibe. Aún cuando es joven, cuando son más fuertes los deseos sexuales, está obligado a oír la descarga de los corazones de todos los que vienen a él. Muchos de los que vienen son mujeres y señoritas atractivas, y ellas son instruidas al confesarle al hombre cada acto, palabra y pensamiento pecaminoso. Cosas que les avergonzarían el pronunciarlas al oído de los esposos, hermanos o padres, las tienen que aprender a decir al confesor.

 

Algunas veces se nos intenta enseñar que los sacerdotes disponen de una fuerza sobre humana que les impide ceder a las tentaciones a las que están siendo sometidos en los confesionarios, especialmente por las penitentes atractivas. Se dice algunas veces que "La Virgen Bendita" u otro "Santo" les concede un poder milagroso para vencer la tentación en el confesionario.

 

Sin embargo los hechos de la historia no confirman esta pretensión.

 

 

 

Hay más:

 

 

 

Las siguientes preguntas, son hechas por la Iglesia Católica a sus sacerdotes que han oído las confesiones de los penitentes de ambos sexos sobre cada clase de pecado, incluyéndose pecados sexuales. ¿Quién puede negar que el confesionario sea corruptor y no limpiador?

 

 

 

-"Al oír las confesiones, ¿no he hecho preguntas respecto a pecados contra el mandamiento sexto (el séptimo del Decálogo), con la intención de satisfacer mis pasiones malas?"

 

-"¿No he ido al confesionario y oído las confesiones con la intención de gratificar mis pasiones malas?"

 

-"¿No me he aprovechado de lo que he oído en la confesión para excitar a mis penitentes de ambos sexos a pecar?"

 

-"Mientras o después de la confesión, ¿no he hecho cosas o hablado con la intención diabólica de seducir a las penitentes mías?"

 

Nota: Citadas por el Sr. Chiniquy, las páginas 193-198, de Miroir du Clergé, la página 582.

 

 

 

 

 

 

 

El ayuno y la abstinencia

 

 

 

La Iglesia introdujo y ordenó hacer el ayuno y la abstinencia. Era pues una obligación No comer carne ni caldo de carne durante todos los viernes de los 40 días de Cuaresma ni durante todos los viernes del año, su no cumplimiento era considerado una transgresión de uno de los principales mandamientos de la Iglesia Católica involucrando un pecado mortal. Con el tiempo, el rigor del ayuno con respecto a los primeros siglos del cristianismo se ha reducido. En la actualidad está catalogada como una práctica de penitencia, es decir un acto de purificación y preparación.

 

 

 

Lo que llama la atención en esta doctrina no es sólo el hecho de que este mandato divino se haya ido suavizando con el paso de los años teniendo en cuenta  que el carácter de una orden divina debe permanecer  invariable, vigente, inmejorable,  sin admitir ni una mínima reforma o alteración. Sino también que la actitud de la Iglesia católica a la hora de aceptar “la Bula“ dinero a cambio de permitir a sus fieles ricos saltarse el mandato divino, esto es sencillamente intolerable,  inconcebible y contradictorio. Como se puede modificar la supuesta palabra de Dios al antojo de esta entidad, donde está la conciencia y el temor de Dios. No se supone que somos iguales ante los ojos del Creador ! Acaso la orden divina sólo afecta a los pobres ? o es que el dinero para la Iglesia católica constituye un criterio para la entrada o no al paraíso.

 

 

 

Según el Canon 1249 se establece:"Todos los fieles, cada uno a su modo, están obligados por ley divina a hacer penitencia, sin embargo, para que todos se unan en alguna práctica común de penitencia, se han fijado varios días penitenciales en los que se dediquen los fieles de manera especial a la oración, realicen obras de piedad y de caridad y se nieguen a si mismos, cumpliendo con mayor fidelidad sus propias obligaciones y sobre todo, observando el ayuno y la abstinencia." 

 

 

 

En el Nuevo Testamento podemos leer:

 

"Jesús después de hacer un ayuno de cuarenta días y cuarenta noches, al fin sintió hambre" (Mateo: 4:2)

 

 "Jesús dijo: Cuando ayunéis, no andéis cabizbajos, como los hipócritas que desfiguran su cara para hacer ver a la gente que ayunan. Os aseguro que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que tu ayuno lo note, no la gente, sino tu Padre, que está en lo escondido; y tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará."  (Mateo. 6:16-17)

 

 

 

La Iglesia ha permanecido fiel a esta tradición procurando que los fieles cristianos mediante el ayuno, se dispongan a recibir mejor las gracias del Señor.

 

 

 

El ayuno consiste en hacer una sola comida fuerte al día, pero se puede beber algún vaso de líquido (jugo, leche, etc.) en sustitución de las dos comidas omitidas. Es obligatorio a partir de los dieciocho hasta cumplir cincuenta y nueve años

 

Son días de abstinencia y ayuno el Miercoles de Ceniza y el Viernes Santo

 

 

 

La abstinencia consiste en no comer carne, es obligatoria a partir de los dieciocho hasta hasta cumplir cincuenta y nueve años.

 

Son Dias de abstinencia todos los viernes de Cuaresma y todos los viernes del año que no coincidan en fiesta de precepto.

 

 

 

Nota:

 

El ayuno y la abstinencia se pueden cambiar por otro sacrificio, dependiendo de lo que dicten las Conferencias Episcopales de cada país, pues ellas son las que tienen autoridad para determinar las diversas formas de penitencia cristiana: lectura de la Sagrada Escritura, limosna, otras obras de caridad, obras de piedad (participación en la santa Misa, rezo del rosario, etc.) y mortificaciones corporales. En cambio, los viernes de Cuaresma la abstinencia de carnes no puede ser sustituida por otra práctica.

 

 

 

La Semana Santa ha cambiado mucho desde hace medio siglo. Algunas de las costumbres de los años 50 han desaparecido. Seguro que habéis oído a vuestros padres o abuelos hablar de ella.

 

Hasta los años 1960 se iba a casa del señor cura (la gente mayor decía que había que llamarlo así) a comprar la Bula.

 

Había variedad de bulas, todas concedidas por el Papa de Roma: la de la Santa Cruzada, la de Carne, la de Composición. La iglesia concedía diversas gracias e indulgencias a sus fieles. Hace ya muchos años que un Papa abolió estos privilegios.

 

La persona que adquiría la Bula quedaba exenta de esa prohibición, con excepción del Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo. Se expedía un documento a nombre de la persona que adquiría la bula previo pago de una peseta. El documento estaba firmado nada menos que por el Papa de Roma que era el que concedía la licencia para poder comer carne. Los viernes de cuaresma el menú en la mayoría de los hogares consistía en comer potaje con bacalao.

 

Claro que a los ricos les daba igual esta prohibición pues podían permitirse tomar buenos pescados y mariscos como sustitutos de la carne en esos días prohibidos.

 

 

 

 

 

Veneración de Imágenes

 

 

 

"Lo que decimos y hacemos define lo que somos"

 

 

 

En España se vive intensamente la Semana Santa y, especialmente, en Andalucía, con las procesiones de imágenes religiosas.
Un buen número de quienes asisten a esas manifestaciones no son practicantes habituales, ni siquiera creyentes, pero se emocionan ante el paso de una María Dolorosa y un Cristo Flagelado. Y eso enciende una llama de fervor en el interior que perdura unos días.

Los "costaleros" que soportan las dos toneladas de los "pasos" de las imágenes ansían conseguir un lugar bajo el "paso" y se desesperan si no obtienen esa dicha. Es algo así como el sufrimiento de aquellos místicos.

 

En la romería de la Virgen del Roció, un Millón de "rocieros" se reúnen junto a la ermita de la Virgen. El entusiasmo es intenso cuando posesionan en volandas la pequeña imagen de la Virgen. Los padres acercan a sus niños para que toquen el manto de la Señora, con una fe ciega en que así sus hijos llevarán una vida sana y fructífera.

 

En el Campus universitario vemos algunos estudiantes que llevan consigo la foto de un santo, la cual restregan por todo su cuerpo y rezando el "padre nuestro" aspirando a que el Santo les ayude a aprobar sus exámenes.

 

 

 

Pues bien, cuando preguntamos a esas personas por sus creencias la mayoría responden sin rubor que son CRISTIANOS, pero si les preguntamos:

-Si van a misa los domingos,
-Si incluyen la oración o el rosario en su tiempo libre,
-Si visitan de vez en cuando la casa de Dios "la iglesia",
-Si se acuerdan de su Creador (sólo de vez en cuando),
-Si honran a sus padres ( no faltarles al respeto, no alzarles la voz, no abandonarles en residencias, ayudarles y asistirles en todo lo que necesiten…)
-Si cometen actos impuros,
-Si se abstienen de la fornicación extramatrimonial,
-Si cumplen algún precepto bíblico…

Nos llevaríamos una sorpresa, ya que la respuesta va a ser un NO a la casi totalidad de estas preguntas.

 

Esto no me lo he inventado yo, es una realidad que choca con la pretensión de muchos. Ya que entre lo que realmente somos y lo que creemos que somos existe un gran estrecho.

 

 

 

"¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?" Lucas 6:46-49

 

 

 

 

 

El Catolicismo cree y enseña que el culto y adoración que se debe solo a Dios se denomina LATRÍA. El culto rendido a la Virgen (por oposición al culto de dulía, que se rinde a los santos) se denomina HIPERDULÍA. Y el culto de homenaje que se rinde a los Ángeles y a los Santos se denomina DULÍA.

 

 

 

¿Cuál es la diferencia PRÁCTICA (en los hechos) entre uno y otro?

 

- Nadie lo sabe.

 

 

 

¿Cuál fue la necesidad de la Iglesia Católica de diseñar estos "tecnicismos"?

 

- Darle argumentos a la feligresía para que, aunque no sepa ni pueda distinguir la diferencia entre uno y otro, crea que con su actitud no está en desobediencia con la voluntad de Dios.

 

 

 

Teniendo en cuenta que:

 

-LATRÍA: ADORACIÓN

 

-DULÍA: tomada del griego DULEIA "esclavitud", derivado de dûlos "esclavo"

 

-HIPERDULÍA: significa por lo tanto Hiperesclavo

 

-Adoración y Veneración son sinónimos

 

-Iconolatra: Adorador de Iconos

 

 

 

Apliquemos estos significados:

 

A la Virgen María, la cual, según el Magisterio Romanista recibe culto de HIPERDULÍA, se convierte en AMO y SEÑOR de quien le rinde culto.

 

A los Santos se les rinde el culto de DULÍA, se les convierte automáticamente en otros AMOS.

 

 

 

La Pregunta lógica que se impone es:

 

¿Dónde queda el Señorío de Jesús que la paz sea con Él? Queda totalmente ANULADO.

 

¿Y Aún más triste, donde queda la soberanía del Creador, Dios altísimo? Queda totalmente ANULADA.

 

 

 

No se puede servir ni adorar a dos señores "Eso lo dijo el mismo Jesús"

 

 

 

 

 

¡Observad el resultado de esta encuesta!

 

 
Resultados de una encuesta encargada por el Episcopado de Argentina.

 

Según los resultados de esta encuesta, el 84% de los argentinos (que son católicos), recurren a San Cayetano, Santa Rita y San Antonio, considerados los Santos favoritos de esos fieles cristianos a la hora de pedir ayuda para solucionar algún problema. Pero pocos dijeron que recurrían a Dios.

Más Claro y contundente, imposible!
"...Pocos dijeron que recurrían a Dios..."
 

 

Fuente: http://old.clarin.com/diario/2001/12/02/s-04703.htm

 

 

 

¡¡¡ El Creador de todo cuanto hay en el Universo está en último lugar !!!

 

 

Dios dice en el Sagrado Corán:

 

35: (14) "Si les invocáis, no oyen vuestra súplica; y aun si la oyeran, no podrían responderos. Y en el Día de la Resurrección renegarán por completo de que les hayáis asociado con Dios"

 

 

 



¡Observad esta otra Noticia!


 

¿Quien es Santa Faustina?

 

 

 

El 22 de febrero de 1931, la hermana Faustina recibió la primera revelación de la Misericordia de Dios, ella lo anota así en su diario: "Jesús se me apareció con rayos de luz irradiando desde su Corazón y me dijo:

"Pinta una imagen según el modelo que vez, y firma: "Jesús, en ti confío". Deseo que esta imagen sea venerada primero en tu capilla y luego en el mundo entero." (Diario 47)

"Prometo que el alma que venere esta imagen no perecerá. También prometo, ya aquí en la tierra, la victoria sobre los enemigos y, sobre todo, a la hora de la muerta. Yo Mismo la defenderé como Mi gloria." (Diario 48)

"Ofrezco a los hombres un recipiente con el que han de venir a la Fuente de la Misericordia para recoger gracias. Este recipiente es esta imagen con la firma: Jesús en Ti confío". (Diario 327)
 

 

Este manifiesto exhorta a venerar ese dibujo, prometiendo que el alma que lo haga no perecerá. Y la promesa está hecha...En el nombre de JESÚS !!!

Fuente: http://www.corazones.org/jesus/divina_misericordia%20.htm



 

¿Qué dice la Biblia al respecto? 

 


Exodo (20:3-5) “No tendrás dioses ajenos delante de mí.  No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.  No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,  y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.”

(Levítico 26:1)
“No se hagan ídolos, ni levanten estatuas o monumentos, ni coloquen en su tierra piedras grabadas para postrarse ante ellas, porque yo soy Yavé, el Dios de ustedes “


(Apocalipsis: 19:9-10) "Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios. Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios.."

 

 

Este ángel era una criatura de Dios, no era Dios. Por lo tanto no tenía poder y autoridad para ver el corazón de Juan. Sin embargo, Al verlo postrado ante sus pies le dijo: "Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo... Adora a Dios."

La Sagrada Escritura nos relata un episodio más que oportuno al tema que estamos desarrollando. En Hechos 19:27 unos constructores de estatuas de dioses greco-latinos expresan su oposición al ministerio del apóstol Pablo diciendo "Y no solamente hay peligro de que este nuestro negocio venga a desacreditarse, sino también que el templo de la gran diosa Diana sea estimado en nada, y comience a ser destruida la majestad de aquella a quien VENERA toda Asia, y el mundo entero." (Hechos 19:27)

Los católicos actuales dicen y enseñan que veneran a la Virgen en sus advocaciones y a los santos. ¿No es llamativo que este culto era también llamado con el mismo nombre de VENERACION y lo hacían los paganos a sus dioses (actitud que el apóstol Pablo combatía con la fuerza del Evangelio) como vemos en el pasaje bíblico?


Conclusión
:

La Biblia NO CONDENA a que se lleve una foto de los seres queridos...

La Biblia NO CONDENA a que se levanten estatuas de próceres...

La Biblia NO CONDENA a que se tengan imágenes que ilustren una enseñanza...

La Biblia NO CONDENA que se utilicen dibujos para adornar los textos...

Lo que la Biblia CONDENA es que se depositen la FE y la ESPERANZA sobrenaturales en cualquier otro u otra que no sea Dios, llámese darle culto de dulía, culto de hiperdulía, culto de latría, adorar, venerar, honrar, etc, etc.

Si una persona se arrodilla frente a una imagen de un santo o una virgen, para la Iglesia Católica Romana es una demostración de respeto mediante culto de dulía o hiperdulía...

Para Dios, según la Sagrada Escritura, es IDOLATRÍA, porque se está depositando la FE y la ESPERANZA espiritual en otro diferente a Él.

"¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo? " Lucas 6:46-49



Continuará si Dios quiera…

 

 

 

Go to top TOPlist