الأحد 30 رمضان 1438
Domingo Ramadan 30 1438
Sábado Junio 24 2017

                        

bissmillah

Menú

                           

                        ¿Es la Biblia Palabra de Dios ?

 

 

 

Nota Importante: 

El siguiente artículo no pretende herir los sentimientos de nuestro hermanos cristianos y judíos, digo hermanos porque todos somos descendientes de los mismos padres Adán y Eva, que la paz sea con ellos, sino evidenciar lo que el Sagrado Corán anunció hace más de 14 siglos, es decir la alteración y manipulación de las Escrituras Divinas previas.


Todas las revelaciones anteriores al Sagrado Corán en su forma original, son Palabras de Dios, El Evangelio de Jesús, la Tora de Moisés, los Salmos de David, las Hojas de Abraham...que la paz sea con todos ellos. Y muchísimas otras guías Divinas reveladas a muchos otros enviados, que no fueron mencionados por nombre ni en el Sagrado Corán ni en la Biblia.

Como musulmanes creemos en cada uno de los enviados de Dios sin excepción, y sin hacer distinción alguna entre ellos. Esto es un artículo de Fe en el Islam.

Dios dice en el Sagrado Corán:

2:(285) El ENVIADO cree en lo que se ha hecho descender sobre él procedente de su Sustentador, y también los creyentes: todos creen en Dios, en Sus ángeles, en Sus revelaciones y en Sus enviados, sin hacer distinción entre ninguno de Sus enviados.

El Sagrado Corán, es la única forma de guía Divina original que está en manos de la humanidad a día de hoy. Una guía que ha sido preservada por voluntad del Creador de forma intacta, con el mismo lenguaje desde el día de su revelación, en lengua árabe, sin sufrir ni una sola alteración, supresión o agregación de una sola letra. El mero hecho de que el Sagrado Corán haya conservado su Pureza Divina durante más de 14 siglos sin sufrir la más mínima alteración, pérdida o distorsión de su contenido, es un Milagro en sí.

Ningún libro en el mundo ha permanecido por tan largo periodo de tiempo sin haber sido alterado, perdido o infiltrado por ideas humanas.

Y así fue decretado por El Creador:

15:(9) Ciertamente somos nosotros quienes hemos hecho descender, gradualmente, este recordatorio: y, ciertamente, somos nosotros quienes en verdad lo protegemos [de toda alteración]

Para más información, leer el artículo: Preservación del Sagrado Corán


El Sagrado Corán es la continuación y sello del mensaje original de todos los enviados del Creador, es una guía que corrige y completa mucho de lo que ha sido perdido, alterado y tergiversado en los mensajes anteriores. Una guía que va destinada a Toda La Humanidad.

14:(52) ESTE ES UN MENSAJE para toda la humanidad. Así pues, ¡qué tomen nota de él, y que sepan que Él es el Dios Único; y que los dotados de perspicacia recapaciten sobre esto!

 

                                            ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ * * * * * * * * * ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~

                                                            

 

Introducción:

La Biblia ha sido el libro de mayor adquisición, el más reverenciado y probablemente el más malinterpretado en la historia de la humanidad, una de las tantas cosas malentendidas, es que cuando leemos la Biblia, no estamos leyendo la Palabra original de Dios sino las palabras de Mateo, Marcos, Lucas, Juan y Pablo.

Al igual que el Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento también contiene palabras de Dios reveladas a sus enviados, pero además de ello incluye muchas palabras de historiadores, escritores y testigos. Estas escrituras han sido objeto de sustituciones, modificaciones, falsificaciones y errores hechos por seres humanos de forma intencionada y/o accidental a lo largo de los siglos.

Para demostrar que la Biblia No es palabra original de Dios, nos basaremos en 5 argumentos lógicos e irrefutables:

 

 

Primer argumento:

 

¿Quienes son estos hombres que escribieron la Biblia?

¿Quien es Mateo? Quien es Marco? Quien es Lucas? Quien es Juan?

¿Cuáles eran sus apellidos? Cuando escribieron los cuatro primeros evangelios del Nuevo Testamento?

¿Acaso conocieron a Jesús? Acaso hablaron con Él ? Caminaron a su lado ? Se sentaron a comer con él ? Rezaron con él ?

 

Vamos a intentar responder a estas preguntas, y aclarar lo que para muchos es aún un Misterio.

El primero en escribir el primer evangelio fue Marcos, lo hizo 50 años después de la muerte de Jesús, por lo que no lo conoció

El segundo en escribir el siguiente evangelio fue Mateo, lo hizo 60 años después de la muerte de Jesús, por lo que tampoco lo conoció

El tercero en escribir el tercer libro fue Lucas, lo hizo entre 60 y 70 años después de Jesús, lo que quiere decir que tampoco lo conoció

El cuarto en escribir el cuarto libro fue Juan, y lo hizo 80 años después de la muerte de Jesús, automáticamente no lo conoció.

 

Todos ellos escribieron los primeros evangelios canónicos, Por eso cada evangelio empieza con las palabras según Marcos, según Lucas….

La pregunta es, cuando tu escribes una carta, la firmas según tal …según cual…

¿En qué lugar del mundo, ha sido aprobado un documento escrito por cuatro diferentes autores que nunca conocieron a la persona de la cuál escriben y hablan?

¿En qué lugar del mundo eso es aceptado? En ninguna parte, salvo en el caso de la Biblia.

Los padres de las Iglesias,  los escritores Cristianos, así como los más importantes Historiadores Cristianos, todos coinciden en que probablemente esos cuatro escritores eran anónimos y firmaban con pseudónimos. Porque un escritor no firma su propio libro usando un nombre sin apellido; según tal…según cual…de acuerdo a fulano..de acuerdo a mengano..

 

También existe otro hombre, llamado Pablo de Tarso que escribió él sólo, más de la mitad del Nuevo Testamento, empezando por el libro de los Hechos, hasta el final del Nuevo Testamento: los Hechos , Romanos, Corintios, Filipenses, Colosenses, Galatas 

Todos estos libros fueron escritos por Pablo de Tarso, otro hombre que nunca conoció, habló, paseó, rezó, ni comió con Jesús.

¿No es algo en lo que reflexionar?

 

Y a propósito de Pablo, antes de que él tuviera la visión durante su viaje a Damasco, la visión que él solamente vio y él solamente escuchó. Adivinad cual era su ocupación? Era cazador de cristianos, les perseguía como animales, les capturaba y se los llevaba a Roma para que fueran ejecutados.

 

Así que el Nuevo Testamento tiene cinco autores, que nunca conocieron, ni hablaron, ni rezaron, ni caminaron con Jesús, ni eran sus discípulos, ni hablaron en representación de ninguno de ellos. Por lo tanto Jesús la paz sea con Él, NO escribió el Nuevo Testamento, sus discípulos tampoco, los autores son simplemente Escritores e Historiadores.

 

Segundo argumento:

 

Existe un plagio evidente entre los mismos autores de la Biblia. La evidencia interna prueba que Mateo y Lucas,  no fueron los autores de los evangelios que llevan sus nombres:

 

En el evangelio de Lucas encontramos:

 "Muchos han intentado hacer un relato de las cosas que se han cumplido entre nosotros....Por lo tanto, yo también, excelentísimo Teófilo, habiendo investigado todo esto con esmero desde su origen, he decidido escribírtelo ordenadamente" ( Lucas 1:1,3-4)

 

Cuando hojeamos el evangelio de San Lucas encontramos que en el momento de precisar la genealogía de Jesús la paz sea con Él, dijo :

 

"Jesús mismo al comenzar su ministerio era como de treinta años , hijo, según se creía, de José, hijo de Elí.." ( Lucas  3:23)

 

En este párrafo encontramos algunas palabras y expresiones como "como de" y "según se creía"  en un evangelio que pretende ser palabra de Dios, y según sus pretensiones Dios es incapaz de precisar la edad de Jesús, como si Dios hablara con recelo y no supiera con certeza.

 

En el evangelio de Mateo encontramos:

 "Pasando Jesús de allá­, vio a Un hombre llamado Mateo, que estaba sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo : Sígueme. y se levantó y le siguió"   ( Mateo 9:9)

 

Sin necesidad de extender la imaginación, podemos deducir que los mismos pronombres en este versículo no se refieren a Mateo ni a Jesús como el autor, sino que una tercera persona escribió "según vio y oyó" .

 

Si ni siquiera podemos atribuir este libro a Mateo, entonces cómo podemos aceptarlo como la palabra de Dios ? No somos los Únicos en descubrir que Mateo no escribió el Evangelio según San Mateo, sino que fue escrito anónimamente. J.B Phillips (Sacerdote, escritor y traductor de la Biblia) concuerda con nosotros.

En su introducción al Evangelio Según San Mateo, Philips nos dice lo siguiente con respecto al autor:

"La tradición antigua atribuye este evangelio al Apóstol Mateo, pero hoy en día, la mayoría de los Profesores de Teología rechazan este punto de vista".

 

En otras palabras, Mateo NO escribió el evangelio que lleva su nombre. Esto ha sido descubierto por los mismos Profesores Cristianos. Phillips continua: "El autor, que convenientemente seguiremos llamando Mateo”. Convenientemente porque de lo contrario, tendríamos que referirnos al Evangelio de Mateo como “El primer libro del Nuevo Testamento", capítulo tal, versículo tal.  Por lo tanto, de acuerdo a J.B. Phillips, es conveniente que le demos un nombre a este libro.  Y por qué no llamarlo Mateo.

 

¿Y que hay sobre la "inspiración" ? El mismo JB Philips dice:

"El autor de el evangelio de Mateo ha utilizado el evangelio de Marcos libremente, lo cual, en el lenguaje común, indica que el autor ha copiado directamente del evangelio de Marcos. ¡No obstante, los cristianos se empeñan en llamar este libro "Palabra de Dios!"

 

¿No les parece extraño que un "supuesto testigo de lo que Jesús dijo e hizo, en vez de escribir lo que él presenció por su propia cuenta, fuera a robar de las escrituras de Marcos, que era un chiquillo de 10 años cuando Jesús estuvo en su nación?

 ¿Por qué copiaría un testigo de primera fila como Mateo los escritos de Marcos, que fueron basados en lo que otros le dijeron y contaron 

Mateo jamás haría tal cosa. Es obvio que un documento anónimo fue introducido a la Biblia con el nombre de Mateo.

 

Plagiarismo se le llama al "robo literario". Los autores de los evangelios de Mateo y Lucas fueron unos palgiaristas de primera, ya que aproximadamente 85% de sus palabras fueron copiadas palabra por palabra del evangelio de Marcos.  Dios no les reveló o dictó a estos 3 autores las mismas palabras, ya que los cristianos no creen en una inspiración verbal.

Pero esto no es nada comparado con el 100% de plagiarismo que existe entre los libros del Antiguo Testamento.

Para dar un ejemplo y demostrar el nivel de plagiarismo practicado por los "inspirados autores de la Biblia", voy a pedirles que abran su biblia, en  Isaías 37.  Por favor, amable lector, tómese el tiempo, en este mismo instante, para comparar lo que su biblia dice en Isaías 37, con lo que mi biblia dice en Isaías 37, y note si son idénticos o no.

Pues prepárese porque le tengo una sorpresa.  ¡Lo que acaba usted de leer, no es Isaías 37, sino 2 Reyes 19 !!  Compruébelo por usted mismo.  ¡Abra ahora su biblia en 2 Reyes 19 y vea el nivel de plagiarismo que existe en los libros del Antiguo Testamento!

 

¿Quién le está copiando a quién?  De acuerdo a los famosos 32 maestros y Profesores de Teología de la Versión Revisada Estandard dicen que el autor del libro de Reyes es ¡DESCONOCIDO! . Estas notas bíblicas fueron preparadas y editadas por el Reverendo David J. Fant, Litt. D, Secretario General de la Sociedad Bíblica de Nueva York. 

 

Incluso existen pruebas de que al menos partes de Deuteronomio no fueron escritas por Dios ni por Moisés. Esto puede observarse en Deuteronomio 34:5-10 donde leemos: 

"Y allí MURIÓ Moisés… Y FUE SEPULTADO en Moab… Moisés tenía 120 años CUANDO MURIÓ…  Desde entonces no volvió a surgir en Israel otro profeta como Moisés…"

 

¿Acaso Moisés escribió su propio obituario?

 

Josué también habla en detalle a cerca de su propia muerte en Josué 24:29-33. La evidencia contundentemente apoya el reconocimiento actual de que la mayor parte de los libros de la Biblia no fueron escritos por sus supuestos autores.  

Naturalmente, si los más educados Profesores y Maestros del cristianismo hubiesen creído que la Biblia era la Palabra de Dios, lo hubieran dicho, pero en vez de ello, y honestamente (¿o vergonzosamente?) confiesan: "Autor: DESCONOCIDO".  ¡Ellos están preparados para pagar tributo a las escrituras que pudieron haber sido escritas por cualquier Paco, Luis, o Tomás, y esperan que el resto de la gente las tome como la Palabra de Dios!

 

Tercer argumento

 

Cuando leemos la biblia, no estamos leyendo las verdaderas palabras de Mateo, Marcos, Juan, Lucas y Pablo, sino que estamos leyendo las traducciones del Griego, el idioma en que fueron originalmente escritas. Y en las traducciones algo siempre se pierde, y no sólo eso, sino que no estamos leyendo traducciones de las escrituras originales, simplemente porque no tenemos los originales ni de esos libros ni de ningún libro del Nuevo Testamento. Lo que tenemos son copias hechas siglos después, muchas de ellas muchos muchos siglos después, todas esas miles de copias que tenemos, son todas diferentes la una de la otra, a veces en sutiles diferencias y a veces en enormes diferencias. En ocasiones no  sabemos lo que los autores originales del Nuevo Testamento escribieron.

Para algunos cristianos eso no es un problema, porque ellos no tienen una gran opinión de las escrituras, pero para otros es un problema inmensamente grande.

¿Cómo podemos decir que Dios inspiró las palabras que aparecen en el texto, sino tenemos las palabras originales?

El problema de no tener las originales del Nuevo Testamento, es un problema para todos, y  no solamente para aquellos que creen que la Biblia fue inspirada por Dios, ya que para todos nosotros, según pienso, la Biblia es el libro más importante de la civilización occidental. Continúa siendo mencionada en debates públicos, acerca de los derechos de los homosexuales, el aborto, de si ir a  la guerra o no con otros países…

Pero, ¿Cómo interpretamos el Nuevo Testamento? Es difícil entender lo que las palabras quieren decir, si no sabemos cuáles fueron las palabras originales.

  

 

¿Cómo llegaron a nuestras manos los libros del Nuevo Testamento?

 

Los libros fueron escritos durante el Primer siglo, después de Jesús, por cristianos que hablaban griego y que querían compartir con su comunidad sus puntos de vista acerca de Jesús, la fe, la creencia y de cómo comportarnos. Entonces, uno de los autores Marcos, el autor del Primer Evangelio, se sentó un día a escribir su evangelio acerca de Jesús. No se sabe donde Marcos vivía, algunos eruditos piensan que vivía en Roma, por lo que vamos a suponer que vivía allí. Marcos escribió su libro, y la pregunta es, ¿cómo se puso este libro en circulación? Recordemos que estamos hablando de una época en la que no había máquinas fotocopiadoras, ni archivos Pdf, ni existía todavía el papel de carbón.

Entonces, ¿cómo las personas hacían copias de los libros? La única forma era copiándolos a mano, una página, una oración, una palabra, una letra a la vez…

Marcos hizo su libro y alguien de su comunidad quería una copia, entonces esa persona tenía que hacer una copia de éste o mandar a hacer una copia del libro. Pero había un problema y es que en el mundo antiguo durante la época del Imperio Romano, alrededor del 90% de la población era analfabeta; no sabían leer ni escribir, por lo que no cualquiera podía hacer una copia, y los que sabían escribir tampoco lo hacían muy bien.

Cuando se hizo la primera copia, no se sabe quien la hizo, no sabemos si esa persona era competente, pero sabemos que la hizo. Lo más probable es que si hizo una copia de ese libro copiando cada página, cada frase, cada palabra y cada letra manualmente, haya cometido errores. Por lo que ya tenemos otro problema, porque tenemos la segunda copia del evangelio de Marcos puesta en circulación, y si otra persona quería copiarla, se hacía otra nueva copia de la copia. Pero la Primera copia tenía errores y la persona que iba a copiarla, copiaría los errores pensando que son las palabras originales…

Esto genera un gran dolor de cabeza, porque las copias viajan de un lado a otro, y se vuelven a copiar, y así se iba copiando una y otra vez, se copiaban los errores de las copias que le antecedieron, las letras estaban cada vez más confusas y los manuscritos cada vez más deteriorados, año tras año, y así  no hemos podido contar con una copia de Marcos, hasta alrededor de 150 años después de que Marcos escribió el Evangelio Original.

Así que no sólo no tenemos los originales, sino que no tenemos tampoco las primeras copias. Los originales se perdieron, dejaron de existir, y todos los libros del Nuevo Testamento (27 libros) corrieron todos la misma suerte, y esta es la situación con la que nos enfrentamos.

Como consecuencia de todo ello, hoy en día tenemos más copias de este libro que de cualquier otro libro del mundo antiguo, aparentemente parece algo bueno, pero al haber más copias también encontramos más errores en el Nuevo Testamento que en cualquier otro libro, por lo que esta gran cantidad de evidencias trae como consecuencia gran cantidad de problemas.

El hecho es que hay más de 5.700 manuscritos griegos, de todo o parte del Nuevo Testamento.  Además, "ninguno  de estos manuscritos es exactamente igual en todos sus detalles…. Y algunas de estas diferencias son significativas".  Calcule en base a aproximadamente 10.000  manuscritos del latín y sus variantes "vulgares", agregue las muchas otras variantes de la antigüedad (es decir, siríaco, copto, armenio, georgiano, etiope, nubiano, gótico, slavónico, etc.). ¿Y qué tenemos entonces? ¡Muchos manuscritos! 

 

Muchos manuscritos que no se corresponden en los lugares y, no poco frecuentemente, se contradicen entre sí. Los estudiosos estiman el número de variantes manuscritas en varios centenares de miles, algunos estiman unos 400.000. A este respeto, el Dr.Bart D. Ehrman dijo sus famosas palabras: "Posiblemente es más fácil poner el tema en términos comparativos: hay más diferencias entre nuestros manuscritos que palabras en el Nuevo Testamento"

 

Según el Dr.Bart D. Ehrman, En las mejores manos, durante el copiado, los errores no serían ninguna sorpresa. Sin embargo, los manuscritos del Nuevo Testamento no estaban precisamente en las mejores manos.  Durante el período de los orígenes cristianos, los escribas eran inexpertos, inestables, incompetentes y, en algún caso, incluso analfabetos.  Frecuentemente ocurrió que hicieron trabajar en exceso a los copistas, y esto debió haber conllevado a los errores que acompañan a la fatiga.

 

En las palabras de Metzger y Ehrman: "Desde que la mayoría, si no todos de ellos [los escribas], habrían sido aficionados en el arte de copiar, un número relativamente grande de errores apareció y continuaron indudablemente en sus textos cuando los reprodujeron" .  Peor además, algunos escribas permitieron que el prejuicio doctrinal influyera en su transmisión de las escrituras.  Como dijo Ehrman: "Los escribas que copiaron los textos, los cambiaron".  Más específicamente: "El número de alteraciones deliberadas, hechas en el interés de la doctrina, es difícil de evaluar".  Y más específicamente aún: "En el lenguaje técnico de la crítica textual - el cual mantengo debido a la significancia de su ironía – estos escribas "corrompieron" sus textos por  razones teológicas". 

"Se introdujeron los errores en forma de adiciones, tachaduras, substituciones y modificaciones; la mayoría normalmente de palabras o líneas, pero de vez en cuando de versos enteros.  De hecho, los numerosos cambios y falsificaciones entraron así en el texto"; con el resultado de que "el Nuevo Testamento es una mezcla de textos, y ni siquiera algunos de los manuscritos más tempranos están libres de errores".

 

En su libro "Redescubriendo a Jesús", el Dr. Bart Ehrman  presenta evidencias persuasivas respecto a que la historia de la mujer acusada de adulterio (Juan 7:53-8:12) y los últimos doce versos de Marcos no estaban en los evangelios originales, sino que fueron agregados por los escribas con posterioridad.  "Además, estos ejemplos representan simplemente dos de los miles de lugares en que los manuscritos del Nuevo Testamento fueron falsificados o cambiados por los copistas".

De hecho, libros enteros en la Biblia eran falsificados Esto no significa que su volumen está necesariamente equivocado, pero tampoco significa que ciertamente tiene razón.  Así que, ¿qué libros eran los falsificados?  Efesios, Colonienses, Tesalónicos, y Tomás,  Pedro y Judas, una enorme cantidad: al menos nueve de los veintisiete libros del Nuevo Testamento son sospechosos, y todas las epístolas son, en un grado u otro, sospechosas.

 

El Dr. Bart Ehrman, es Profesor en la Universidad de Carolina del Norte, ha recibido Maestría en Teología y Doctorado en el seminario Teológico de Princeton. Ha hecho muchas publicaciones en el campo del Nuevo Testamento y del Cristianismo en edad temprana. Ha escrito y editado 21 libros y numerosos artículos académicos y docenas de libros, el más reciente; " Redescubriendo a Jesús ".

Ha ganado numerosos premios: Premio de la enseñanza en 1993, Premio Bowman y Gordon en 1994.

 

 

Cuarto Argumento

 

Testimonio de los más prestigiosos eruditos cristianos.

Vamos empezar por el principio. Ningún erudito bíblico en el mundo dirá que la Biblia fue escrita por el propio Jesús. Todos ellos concuerdan en que la Biblia fue escrita por los seguidores de Jesús, la paz sea con él, después de su partida.

 

El Dr. W. Graham Scroggie del Moody Bible Institute de Chicago, un prestigioso misionero cristiano evangélico, dice:

"Sí, la Biblia tiene origen humano, a pesar de que algunos, que se dejan llevar por su celo, el cual va en contra del conocimiento, lo hayan negado. Esos libros han sido gestados en las mentes de los hombres, están escritos en el lenguaje de los hombres, fueron escritos por manos de hombres y mantuvieron en sus estilos las características de los hombres… Esto es humano, pero aún así es divino" [1].

 

Otro erudito cristiano, Kenneth Cragg, el obispo anglicano de Jerusalén dice:

"…No solamente en el Nuevo Testamento… existe resumen y edición; existe elección de transcripciones y testimonios. Los evangelios se formaron a partir de las ideas de la Iglesia, más allá de los autores. Ellos representan experiencia e historia" [2].     

"Es bien conocido que el evangelio cristiano primitivo fue inicialmente transmitido oralmente y que esa tradición oral dio lugar a una variedad de reportes de palabras y hechos. Es igualmente cierto que cuando los registros cristianos fueron pasados por escrito continuaron siendo objeto de variaciones verbales, involuntaria o intencionalmente, por las manos de los escribanos y editores" [3].  

"Sin embargo, de hecho, todos los libros del Nuevo Testamento, con excepción de las cuatro grandes Epístolas de San Pablo, son en la actualidad, unas más que otras, objeto de controversia, e incluso allí se encuentran interpolaciones" [4].  

 

El Dr. Lobegott Friedrich Konstantin Von Tischendorf, uno de los cristianos conservadores más inflexibles defensores de la Trinidad, tuvo que admitir:

"[El Nuevo Testamento] en muchos pasajes ha experimentado modificaciones tan serias de significado que nos deja en una dolorosa incertidumbre sobre lo que realmente escribieron los apóstoles." [5].    

 

Después de enumerar muchos ejemplos de declaraciones contradictorias en la Biblia, el Dr. Frederic Kenyon dice:

"Además de las grandes discrepancias, como estas, escasamente existe un versículo que no tenga variaciones en las distintas copias [de los manuscritos antiguos de los cuales la Biblia fue recopilada]. Nadie puede decir que esas adiciones, omisiones o alteraciones son temas de simple indiferencia" [6].

 

En el libro del Dr. Kenyon se pueden encontrar un sin número de otras citas similares de algunos de los principales eruditos del cristianismo. Pero nos conformamos con éstas por el momento.   

 

Los cristianos son, en general, personas buenas y decentes; y mientras más fuertes son sus convicciones, más decentes son. Esto es confirmado por el Sagrado Corán:

"...y los más allegados a ellos en afecto son quienes dicen: Somos cristianos. Esto es porque entre ellos hay sacerdotes y monjes [sabios y desapegados], y por que no son soberbios. Y cuando oyen lo que le ha sido revelado al Mensajero ves que sus ojos se inundan de lágrimas porque reconocen la Verdad. Dicen: ¡Señor nuestro! Creemos, cuéntanos pues, entre quienes son testigos de la Verdad". (Corán 5:82-83)

 

 

Todas las "versiones" de las Biblias anteriores a la versión revisada de 1.881 dependían de "copias antiguas" (las que datan de 500 ó 600 años después de Jesús). Los revisores de la Versión Revisada Estándar (RSV, por sus siglas en inglés) de 1952, fueron los primeros eruditos bíblicos en tener acceso a las "copias MÁS antiguas" que datan de al menos tres o cuatro siglos después de Jesús. Es lógico concluir que cuanto más cerca de su origen esté un documento será más auténtico.

 

Veamos cuál es la opinión del Cristianismo respecto a la versión más revisada de la Biblia (revisada en 1.952 y luego en 1.971):

 

"La mejor versión que ha sido producida en el presente siglo" (Periódico de la Iglesia de Inglaterra).

"Una traducción completamente fresca realizada por los más renombrados eruditos" (Suplemento literario del Times).

"Las más apreciadas características de la versión autorizada combinadas con una nueva precisión en la traducción" (Life and Work). 

"La más precisa y cercana representación del original" (The Times).

 

Los mismos editores (Collins) dicen en la página 10 de sus notas:

"Esta Biblia (RSV) es el producto de 32 eruditos, auxiliados por un comité consultivo representando a 50 denominaciones colaboradoras".

 

Veamos lo que estos 32 eruditos cristianos del más alto renombre, respaldados por 50 denominaciones cristianas colaboradoras, dicen respecto de la Versión Autorizada (AV) o, como es más conocida, la King James Version (KJV).

 

En el prefacio de la Biblia Estándar (RSV) de 1971 encontramos lo siguiente:  

"incluso la King James Version tiene GRAVES DEFECTOS…"

 

Ellos nos advierten de que:

"….esos defectos son TANTOS Y TAN SERIOS que nos obligaron a realizar una revisión".

 

Los Testigos de Jehová en su revista Awake! (¡Despertad!) del 8 de septiembre de 1957, publicaron el siguiente título: “50.000 errores en la Biblia”; donde afirman: “Hay probablemente 50.000 errores en la Biblia… errores que cayeron en el texto de la Biblia… 50.000 errores serios….”. Después de todo esto, sin embargo, ellos dicen a continuación: “…como un todo la Biblia es correcta”. Veamos algunos de esos errores…

 

Algunos ejemplos de interpolaciones existentes en la Biblia, mencionadas por eruditos cristianos:

 

En Juan 3:16  de la Biblia AV (KJV) leemos:

"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna". 

 

 […] Esta fabricación "unigénito" ha sido eliminada en la actualidad por los más eminentes revisores de la Biblia. Sin embargo, la humanidad no tenía porque esperar 2.000 años para esta revelación.  

 

En el Capítulo de María 19, versículo 88 - 98, del Sagrado Corán leemos:

19:(88) "Pero ahora,  algunos afirman: "¡El Más Misericordioso ha tomado para Sí un hijo!" (89) ¡Ciertamente, [al decir eso] habéis proferido algo monstruoso, (90) ante lo cual están a punto de rasgarse en pedazos los cielos, de henderse la tierra, y de derrumbarse las montañas! (91) De que los hombres atribuyan un hijo al Más Misericordioso, (92) cuando es inconcebible que el Más Misericordioso tome para Sí un hijo! (93) No hay nadie en los cielos ni en la tierra que no comparezca ante el Más Misericordioso sino como siervo: (94) en verdad, Él tiene pleno conocimiento de ellos, y los ha contado en su número [exacto];

(95) y todos comparecerán ante Él en el Día de la Resurrección, individualmente."

 

 

 

En la Primera Epístola de Juan 5:7 (Versión King James) leemos:

"Porque son tres los que dan testimonio en el cielo: El Padre, el Verbo y el Espíritu Santo, y estos tres son uno".

Este versículo es la versión más próxima a lo que la Iglesia llama "la Santísima Trinidad". Sin embargo, esta piedra angular de la fe cristiana también ha sido desechada de la Biblia Estándar (RSV) por los mismos 32 eruditos de renombre apoyados por 50 denominaciones cristianas colaboradoras, una vez más de acuerdo con los "más antiguos manuscritos".

 

Y una vez más descubrimos que el Sagrado Corán reveló esta verdad hace más de 14 siglos atrás.

 

4:(171) "¡OH SEGUIDORES del Evangelio! No excedáis los límites [de la verdad] en vuestras creencias religiosas, y no digáis acerca de Dios sino la verdad. El Ungido Jesús, hijo de María, fue sólo un enviado de Dios --[el cumplimiento de] Su promesa, que Él había hecho llegar  a María-- y un espíritu creado por Él. Creed, pues, en Dios y en Sus enviados, y no digáis: "[Dios es] una trinidad". Desistid [de esa afirmación] por vuestro propio bien. Dios es sólo un Dios Unico; muy distante está, en Su gloria, de tener un hijo: Suyo es todo cuanto hay en los cielos y todo cuanto hay en la tierra; y nadie es tan digno de confianza como Dios."

 

 

Los ejemplos son demasiado numerosos para mencionarlos aquí, sin embargo, le aconsejamos obtener una copia de la Nueva Versión Revisada Estándar de la Biblia y buscar a lo largo de los cuatro evangelios. No le será difícil encontrar dos páginas consecutivas que no contengan las palabras "Otras autoridades antiguas omiten..." u "Otras autoridades antiguas agregan…"... etc, en las notas de pie de página.

 

   

Conclusión:

 

La pregunta que se impone en estos momentos es:

-La primera mención acerca de la Trinidad ¿Quién la escribió? 

-La Primera mención acerca de que Jesús era Divino, hombre y Dios a la vez, ¿Quien la escribió?

-La Primera mención de que Jesús es el hijo de Dios, ¿Quién la escribió?

Estas palabras no son propias de Jesús que la paz sea con Él, sino que fueron agregadas por sus supuestos autores, o a raíz de substituciones, modificaciones, falsificaciones o errores, hechos por seres humanos de forma intencionada o accidental. Pero lo cierto es que Jesús jamás dijo eso.

 

El mismo San Agustín, un hombre reconocido y aceptado tanto por protestantes como por católicos, reconoció que había doctrinas secretas en la religión cristiana y que:    

"…había muchas cosas verdaderas en la religión cristiana que no eran convenientes que el vulgo [la gente común] conociera, y que algunas cosas eran falsas, pero era conveniente que el vulgo creyese en ellas".

 

Sir Higgins admite:

"No es incorrecto suponer que en estas verdades escondidas encontramos parte de los misterios del cristianismo moderno, y pienso que sería difícil  negar que la Iglesia, cuyas más altas autoridades mantuvieron tales doctrinas, no tendría escrúpulos para retocar las Sagradas Escrituras" [7].   

 

Incluso las epístolas atribuidas a Pablo no fueron escritas por él. Después de años de investigación, católicos y protestantes concuerdan en que de las 13 epístolas atribuidas a Pablo sólo 7 son realmente suyas. Ellas son: Romanos, Primera y Segunda de Corintios, Gálatas, Filipenses, Filemón y Primera de Tesalonicenses.

 

Dios dice en el Sagrado Corán:

5:(15) "¡Oh seguidores de la Biblia! Ha venido a vosotros Nuestro Enviado, para aclararos mucho de lo que os habéis estado ocultando [a vosotros mismos] de la Biblia, y a perdonar mucho. Os ha venido de Dios una luz y una clara escritura divina [el Corán]"

 

 

Quinto argumento:

 

Son las contradicciones científicas presentes en la Biblia, y que se detallan en otro artículo.

 

 

Notas:

 

[1] W. Graham Scroggie, p. 17.

[2] El llamado del Minarete. Kenneth Cragg, p. 277.

[3] Comentarios de Peak respecto a la Biblia, p. 633.

[4] Enciclopedia Británica. 12th Ed. Vol. 3, p. 643.

[5] Los secretos del Monte Sinaí. James Bentley, p. 117.

[6] Nuestra Biblia y los manuscritos antiguos. Dr. Frederic Kenyon, Eyre y Spottiswoode, p. 3.

[7] Los manuscritos del Mar Muerto, El evangelio de Bernabé, y el Nuevo Testamento. M. A. Yusseff, p. 83.

 

Go to top TOPlist