الأربعاء 27 شعبان 1438
Miércoles Shaaban 27 1438
Martes Mayo 23 2017

                        

bissmillah

Menú

               La esclavitud en el Islam y en el Judeocristianismo

 

 

 

 

Es cierto que la campaña contra la esclavitud y el comercio de esclavos fue impulsada grandemente por devotos Cristianos, incluyendo al lego Evangélico William Wilberforce en Inglaterra y el ministro Unitario William Ellery Channing en América. Pero la Cristiandad, vivió confortablemente con la esclavitud durante muchos siglos, y la esclavitud estaba defendida en el Nuevo Testamento. Así que ¿cuál era la diferencia con los Cristianos antiesclavistas como Wilberforce y Channing? No había ningún descubrimiento de nuevas escrituras sagradas, y ni Wilberforce ni Channing pretendían haber recibido ninguna revelación sobrenatural. Más bien, el siglo dieciocho había presenciado un rápido incremento de la racionalidad y humanitarismo que permitieron a otros - como por ejemplo, Adam Smith, Jeremy Bentham y Richard Brinsley Sheridan - oponerse también a la esclavitud, en campos que no tenían nada que ver con la religión.

Donde la religión marcó la diferencia, fue más en apoyar la esclavitud que en oponerse a ella. Argumentos de las escrituras fueron usados en el Parlamento para defender el comercio de esclavos. Frederick Douglass, uno de los escritores afroamericanos abolicionistas más importantes de la historia de EEUU, contó en su Narrativa como su condición de esclavo empeoró cuando su maestro experimentó una conversión religiosa que le permitió justificar la esclavitud como el castigo a los niños de Ham. Mark Twain, popular escritor estadounidense, describía a su madre como una persona genuinamente buena, cuyo gentil corazón se compadecía incluso de Satanás, pero que no tenía ninguna duda sobre la legitimidad de la esclavitud, porque en los años en que había vivido en el Missouri de antes de la guerra no había oído ningún sermón que se opusiese a la esclavitud, sino sólo incontables sermones predicando que la esclavitud era el deseo de Dios.

 

La Esclavitud en la Biblia

La Biblia en ningún momento condena la esclavitud, sino que lo ve como algo tan natural que hasta le proporciona regulaciones.

CASO- 1: Instrucciones de Yahve a su pueblo escogido, para que sean buenos compradores y no abusen de sus coterráneos israelitas:

Levítico, capítulo 25: 44-46
44 Así tu esclavo como tu esclava que tuvieres, serán de las gentes que están en vuestro alrededor; de ellos podréis comprar esclavos y esclavas.

45 También podréis comprar de los hijos de los forasteros que viven entre vosotros, y de las familias de ellos nacidos en vuestra tierra, que están con vosotros, los cuales podréis tener por posesión.

46 Y los podréis dejar en herencia para vuestros hijos después de vosotros, como posesión hereditaria; para siempre os serviréis de ellos; pero en vuestros hermanos los hijos de Israel no os enseñorearéis cada uno sobre su hermano con dureza

 

CASO- 2: Más instrucciones de Yahve a su pueblo para que sepan como actuar al respecto de sus propiedades. Importante mencionar que este texto aparece precisamente después del capítulo 20, donde están escritos los famosos 10 mandamientos.

Exodo, capítulo 21: 02-04
2 Si comprares siervo hebreo, seis años servirá; mas al séptimo saldrá libre, de balde.

3 Si entró solo, solo saldrá; si tenía mujer, saldrá él y su mujer con él.

4 Si su amo le hubiere dado mujer, y ella le diere hijos o hijas, la mujer y sus hijos serán de su amo, y él saldrá solo

 

CASO-3: Luego un poco mas delante en el mismo capítulo, continúan las leyes dictadas por Yahve, respecto a los siervos que “Gerisin” cree que no son esclavos:

Éxodo, capítulo 21:20-21
20 Y si alguno hiriere a su siervo o a su sierva con palo, y muriere bajo su mano, será castigado;

21 más si sobreviviere por un día o dos, no será castigado, porque es de su propiedad.

 

CASO 4: Aun más detalles sobre el reglamento de Yahve referente a las propiedades. Atención con los versos 17 y 18.

Deuteronomio, capítulo15: 12-18
12 Si se vendiere a ti tu hermano hebreo o hebrea, y te hubiere servido seis años, al séptimo le despedirás libre.

13 Y cuando lo despidieres libre, no le enviarás con las manos vacías.

14 Le abastecerás liberalmente de tus ovejas, de tu era y de tu lagar; le darás de aquello en que Jehová te hubiere bendecido.

15 Y te acordarás de que fuiste siervo en la tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te rescató; por tanto yo te mando esto hoy.

16 Si él te dijere: No te dejaré; porque te ama a ti y a tu casa, y porque le va bien contigo;

17 entonces tomarás una lesna, y horadarás su oreja contra la puerta, y será tu siervo para siempre; así también harás a tu criada.

18 No te parezca duro cuando le enviares libre, pues por la mitad del costo de un jornalero te sirvió seis años; y Jehová tu Dios te bendecirá en todo cuanto hicieres.

 

CASO- 5: Eso no es todo, en el Nuevo Testamento también hay varias porciones bíblicas de parte de San Pablo y San Pedro que instruyen a los esclavos.

Primera de Pedro, capítulo 2: 18-20
18 Criados, estad sujetos con todo respeto a vuestros amos; no solamente a los buenos y afables, sino también a los difíciles de soportar... 20 Pues ¿qué gloria es, si pecando sois abofeteados, y lo soportáis? Mas si haciendo lo bueno sufrís, y lo soportáis, esto ciertamente es aprobado delante de Dios.

 

Efesios, capitulo 6: 5-7
5 Siervos, obedeced a vuestros amos terrenales con temor y temblor, con sencillez de vuestro corazón, como a Cristo; 6 no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios; 7 sirviendo de buena voluntad, como al Señor y no a los hombres.

 

Primera de Timoteo, capítulo 6: 1-2
1 Todos los que están bajo el yugo de esclavitud, tengan a sus amos por dignos de todo honor, para que no sea blasfemado el nombre de Dios y la doctrina.

2 Y los que tienen amos creyentes, no los tengan en menos por ser hermanos, sino sírvanles mejor, por cuanto son creyentes y amados los que se benefician de su buen servicio. Esto enseña y exhorta.”

 

Tito, capítulo 2: 1-9
1 Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina… 9 Exhorta a los siervos a que se sujeten a sus amos, que agraden en todo, que no sean respondones;

 

Colosenses, capítulo 4:  22-25                                                                                                                             

22 Siervos, obedeced en todo a vuestros amos terrenales, no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino con corazón sincero, temiendo a Dios.

 23 Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; 24 sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís. 25 Mas el que hace injusticia, recibirá la injusticia que hiciere, porque no hay acepción de personas.

 

 

La esclavitud en el Islam:

El Islam nunca sugirió, impuso o aceptó la esclavitud, sino que vino en una sociedad y en un tiempo en que estaba institucionalizado en todo el mundo. Incluso esta situación continuó en todas las sociedades hasta hace 100 años. La abolición comenzó en Europa y luego se extendió a los demás continentes, el americano, el asiático y el africano.

En Inglaterra se declaró la abolición de la esclavitud en 1840; en Francia en 1848; en Holanda en 1865; en 1866 en Estados Unidos; 1890 en el Congreso de Bruselas se abolió en todo el mundo.

En rigor la esclavitud fue nominalmente abolida, pero hoy existe de una manera solapada, más peligrosa, porque con la explotación de los pueblos se esclaviza sin argollas físicas visibles, aunque cada día se hacen más evidentes los efectos del encadenamiento moderno.

La esclavitud económica y cultural todavía persiste. Esto es patente en los países donde gobernó el comunismo, en los países del tercer mundo en la esfera capitalista o entre la mayoría de la población más pobre del denominado primer mundo. Además, desde un punto de vista moral y espiritual la mayoría de la gente bajo el sistema unipolar capitalista es esclava de sus deseos y pasiones más egoístas y perniciosas.

La esclavitud no es una cuestión de nombres o formas sino de contenido y aún perdura, ha cambiado la forma solamente.

 

Las penurias de los esclavos en el pasado. 

Por ejemplo la esclavitud entre los espartanos era terrible. No eran esclavos de un individuo sino de la sociedad que podía disponer de ellos y torturarlos.

Los esclavos en África eran cazados, trasladados en condiciones inhumanas y vendidos en tierras lejanas y desconocidas a adonde los que llegaban con vida lo hacían luego de maltratos increíbles. Esto era llevado a cabo por naciones que se autodenominaban cristianas y gozaban de una u otra manera del consentimiento de las Iglesias. Cuando los esclavos se enfermaban, o alcanzaban la vejez los abandonaban a sí mismos y morían de manera terrible.

 

El sistema islámico para acabar con la esclavitud 

El Islam encontró que el sistema dominante entonces en todo el mundo era el de la esclavitud, y empezó a fijar los instrumentos que aseguran acabar con este sistema donde el resto del mundo, gobiernos y estado inventaban los medios para mantenerlo como norma aceptada, incluso la ley romana contempla muchos instrumentos para esclavizar a los hombres, ejemplo de ello, permitir al deudor esclavizar a su endeudado si éste no paga su deuda. Algunos pueblos vendían a sus hijos para convertirles en esclavos.

Aquí cabe preguntar:

¿Acaso trajo el Islam la esclavitud?    

¿La aprobó y la animó?  

¿Otorgó premios y privilegios a aquellos que la favorecían?  

Rotundamente NO: el Islam no trajo la esclavitud sino la libertad.

Animó a libertar a los esclavos prometiendo a aquellos que lo hagan gran recompensa, también facilitó los medios de libertar a los esclavos convirtiendo este acto en expiación para muchos pecados.  

 

4:(92) Y RESULTA inconcebible que un creyente mate a otro creyente, salvo que sea por error. Y quien mate por error a un creyente deberá liberar a un esclavo creyente y pagar una compensación a la familia de la víctima, a menos que esta renuncie a la misma como limosna.

 

5: (89) ALLAH no os hará rendir cuentas por juramentos que hayáis pronunciado sin pensar, pero sí os hará rendir cuentas por juramentos que habéis pronunciado en serio. La expiación por romper un juramento será alimentar a diez pobres como soléis alimentar a vuestras familias, o vestirlos, o liberar a un ser humano de la esclavitud; y quien no pueda, deberá [en su lugar] ayunar tres días.

 

El Profeta (s.a.s) animaba a los creyentes a manumitir a los esclavos diciendo:

Todo hombre que liberta a un esclavo musulmán Dios salva del fuego por cada miembro de él igual miembro del primero.” 

 

¿Por qué el Islam con toda su concepción elevadísima de la condición humana no abolió la esclavitud de una vez? 

 

La respuesta es que el Islam tiene un programa gradual de abolición de la esclavitud.

Todo desvío que se arraiga en una sociedad conlleva un tiempo para su purgación y cualquier medida no suficientemente sopesada puede tener muy malas consecuencias.

En unas sociedades donde más de la mitad de la población era esclava sin un trabajo independiente, sin casa, sin medios, sin educación, la esclavitud no podía ser erradicada de golpe. No se puede procurar un bien a cambio de provocar un mal mayor. Por eso el Islam ideó un plan de abolición gradual, donde se cambiaba la mentalidad, se educaba, se generaban los medio para que la sociedad vaya asimilando el gran cambio.

En el siglo pasado en un país como Colombia se dio una liberación de los esclavos de piel negra sin estar acompañado de una integración y transformación de las condiciones culturales y económicas. De este modo los esclavos fueron obligados por las circunstancias a trasladarse masivamente hacia las costas del pacífico para vivir de la caza y de la pesca ya que no tenían propiedad de tierras ni riquezas para disponer de otro modo de subsistencia. Su liberación no fue suficiente para sacarlos de su estado de marginación a la que los blancos los sometieron hasta nuestros días.

 

 

1º método para combatir la Esclavitud 

El primer aspecto del método islámico para abolir la esclavitud fue cortar la fuente de esclavización. 

Existían históricamente diversas formas de generar esclavitud. Una de ellas era con los prisioneros de guerra, otra era con aquellos que no podían pagar sus deudas, otras con los más débiles, por ejemplo la esclavización del África negra. El Islam prohibió todas estas formas de esclavización. Sólo dejó una permitida que fue la de los prisioneros de guerra pero no la hizo obligatorio como era, sino que permitió que sean liberados sin condiciones o bien se los liberase a cambio de un pago.

47:4…Pero después [dejadlos en libertad,] bien como un gesto de gracia o mediante rescate, hasta que la guerra deponga sus cargas: así [deberá ser].

 

En esa época no existían las cárceles para arrestar a los prisioneros hasta que se aclare su situación. No quedaba otro remedio que dividirlos entre las familias y tenerlos como esclavos.

El gobernante islámico podía terminar con esta forma de esclavitud con el perdón y la gracia o por medio de una indemnización como se dio, por ejemplo, en muchos casos en el gobierno islámico del Profeta.

El Islam dio a sus gobernantes la facultad de terminar con la esclavitud de los prisioneros de guerra si se prestaban las condiciones para ello.

El Profeta sentó una acción sin precedentes en este asunto que fue otorgar la liberación a los prisioneros de guerra por medio de exigirles la enseñanza de leer y escribir a diez musulmanes. Luego de convivir con las familias musulmanes por el tiempo que le llevaba enseñarles a leer y a escribir solía ocurrir que estos prisioneros conocían el Islam y la conducta de los musulmanes y comprendían que habían sido víctimas del engaño de la propaganda de la aristocracia idólatra y en gran medida se hacían musulmanes y optaban libremente quedarse a vivir en la sociedad musulmana y convertirse al Islam.

Podemos decir de modo general que en el Sagrado Corán cada vez que se hace referencia a la esclavitud esta referencia está acompañada con una exhortación a su liberalización.

 

24:33 Y si alguno de vuestros esclavos desea [obtener] la escritura de emancipación, dádsela si reconocéis bien en ellos: y dadles [su parte] de la riqueza de Dios que Él os ha dado.

 

 

2: (177) La piedad verdadera no consiste en volver el rostro hacia el este o hacia el oeste -- piadoso, en verdad, es quien cree en Dios, en el Último Día, en los ángeles, en la revelación y en los profetas; y gasta de lo que tiene --a pesar de su apego a ello-- en sus parientes, en los huérfanos, los necesitados, los viajeros, los mendigos y en liberar a esclavos, es constante en la oración y paga el impuesto de purificación; y [piadosos en verdad son] los que, cuando prometen, cumplen sus promesas, y son pacientes en la desgracia, en la adversidad y en los momentos de peligro: esos son los que han sido fieles a su palabra, y esos son los que han sido conscientes de Dios.

 

4:(92) Y RESULTA inconcebible que un creyente mate a otro creyente, salvo que sea por error. Y quien mate por error a un creyente deberá liberar a un esclavo creyente y pagar una compensación a la familia de la víctima, a menos que esta renuncie a la misma como limosna.

 

 

 

5: (89) ALLAH no os hará rendir cuentas por juramentos que hayáis pronunciado sin pensar, pero sí os hará rendir cuentas por juramentos que habéis pronunciado en serio. La expiación por romper un juramento será alimentar a diez pobres como soléis alimentar a vuestras familias, o vestirlos, o liberar a un ser humano de la esclavitud; y quien no pueda, deberá [en su lugar] ayunar tres días.

 

58:(3) así, para quienes repudien a sus esposas diciendo: “Eres para mí tan ilícita como mi madre”, y luego se retracten de lo dicho, [su expiación] será liberar a un ser humano de la esclavitud antes de que los cónyuges puedan tocarse uno al otro: a esto se os exhorta [aquí] –pues Dios es plenamente consciente de lo que hacéis. 

(4) Sin embargo, quien no encuentre [medio de hacerlo] deberá [en su lugar] ayunar dos meses consecutivos antes de que los cónyuges puedan tocarse uno al otro; y quien no sea capaz de hacerlo deberá alimentar a sesenta pobres: esto, para que demostréis vuestra fe en Dios y en Su Enviado. 

 

9:(60) Las ofrendas dadas por Dios  son sólo para los pobres, los necesitados, los que se ocupan de ellas, aquellos cuyos corazones deben ser reconciliados, para la liberación de seres humanos de la esclavitud, [para] aquellos que están agobiados por deudas, [para toda lucha] por la causa de Dios y [para] el viajero: [esta es] una prescripción de Dios --y Dios es omnisciente, sabio.

 

 

2º método para combatir la Esclavitud

Apertura del proceso liberalizador 

La segunda medida para provocar la abolición gradual pero efectiva y no en un plazo muy extenso fue la de extender el proceso de liberación. Si los musulmanes hubiesen puesto en práctica las enseñanzas islámicas en su totalidad y en particular en lo referente a la esclavitud, ésta hubiese desaparecido muy pronto en el mundo islámico.

La liberalización se llevaba a cabo de distintas maneras:

a-Una de las vías de inversión del dinero y los bienes reunidos por el zakat (uno de los impuestos religiosos obligatorios para el musulmán), es la compra de esclavos para su liberalización.

9:(60) Las ofrendas dadas por Dios son sólo para los pobres, los necesitados, los que se ocupan de ellas, aquellos cuyos corazones deben ser reconciliados, para la liberación de seres humanos de la esclavitud, [para] aquellos que están agobiados por deudas, [para toda lucha] por la causa de Dios y [para] el viajero: [esta es] una prescripción de Dios --y Dios es omnisciente, sabio.

 

b-La jurisprudencia islámica estableció que deben acordarse contratos entre el amo y el esclavo está estipulado que este último puede solicitar a su dueño la liberación y pagarle una suma por ello. El Corán exhorta al amo aceptar este acuerdo y a proceder a la liberación del solicitante.

24:33 Y si alguno de vuestros esclavos desea [obtener] la escritura de emancipación, dádsela si reconocéis bien en ellos: y dadles [su parte] de la riqueza de Dios que Él os ha dado.

 

c-La liberalización de un esclavo está considerada en el Sagrado Corán y en la religión islámica una de las más altas formas de adoración a Dios y acción virtuosa y meritoria.

90: (11) Pero no está dispuesto a subir por la empinada cuesta

(12) ¿Y qué puede hacerte concebir lo que es esa empinada cuesta?

(13) [Es] liberar a un ser humano de la esclavitud, 

 (14) o alimentar, en tiempos de escasez [propia],

 (15) a un pariente huérfano,

(16) o a un pobre [desconocido] tirado en el suelo

(17) y ser, además, de los que han llegado a creer y se exhortan mutuamente a la paciencia, y se exhortan mutuamente a la compasión.

(18) Esos son los que han alcanzado la rectitud

 

2: (177) La piedad verdadera no consiste en volver el rostro hacia el este o hacia el oeste -- piadoso, en verdad, es quien cree en Dios, en el Último Día, en los ángeles, en la revelación y en los profetas; y gasta de lo que tiene --a pesar de su apego a ello-- en sus parientes, en los huérfanos, los necesitados, los viajeros, los mendigos y en liberar a esclavos…

 

El Profeta y los Califas e Imames de la Casa Profética han sido los adelantados en esta práctica. Del Califa “Ali Ibn Abi Talib” se narra que liberó mil esclavos.

 

d- Los líderes islámicos liberaban a los esclavos ante la menor excusa para dar el ejemplo al resto de los musulmanes. Se narra del Imam “Baqir”  que le dijo a un esclavo suyo que le hizo un bien:"eres libre, pues que detesto tomar en servicio a una persona que es de la gente del paraíso".

Del Imam Sayyad se narra que un sirviente esclavo volcó un recipiente de agua y lastimó al Imam. Este levantó la vista y miró al esclavo. El esclavo le dijo rápido "al Kathiminal gaith" , un versículo coránico que elogia a quienes contienen la ira. El Imam le dijo: "he controlado mi ira". El esclavo agregó: “ua afina ani nas” que es otro atributo de los amados de Dios, el atributo de perdonar a los demás. El Imam le respondió: "Que Dios te perdone". El esclavo concluyó: “uallahu iuhibbul muhsinin” que significa que Dios ama a los que hacen el bien. El Imam le dijo: "Ve. Para Dios eres libre."

 

e- En algunos hadices (enseñanzas del Profeta) dice el Mensajero de Dios que los esclavos luego de siete años quedan libres en forma automática. Por ejemplo, en una narración del Imam Sadiq:"Quien es creyente será libre después de siete años, sea que lo libere su dueño o no lo libere y no es lícito adueñarse de los servicios de quien es creyente luego de siete años".

Dijo el Profeta Muhammad (s.a.s): "No dejó de aconsejarme con respecto a los esclavos el Arcángel Gabriel hasta que pensé que pronto descendería con un plazo para su total liberación.” 

El Profeta (s.a.s) animaba a los creyentes a manumitir a los esclavos diciendo:              

Todo hombre que liberta a un esclavo musulmán Dios salva del fuego por cada miembro de él igual miembro del primero.” 

 

f- Está estipulado en la jurisprudencia islámica que si alguien vende su parte de un esclavo está obligado a comprar la parte restante y liberarlo. Si se libera una parte de él, el esclavo es necesariamente liberado.

 

g- Toda vez que alguien sea vuelto propietario de un familiar propio, sea su padre, madre, abuelos, hijos, tíos paternos o maternos, hermanos o hermanas, hijos o hijas adoptivas, éstos quedan automáticamente liberados. Antes del Islam se podía esclavizar a los parientes. El Islam lo prohibió expresamente.

 

h- Cada vez que alguien se case una esclava, ésta queda libres, se debe pedir el permiso de su gente y se le debe dar su dote de forma honorable. Esta clausula en la legislación islámica dio lugar a una liberación muy grande de esclavos, pues era muy común el casamiento con esclavas.

4:(25) Y quienes de vosotros, por sus circunstancias, no estén en posición  de casarse con mujeres libres creyentes, [que se casen] con jóvenes creyentes esclavas. Y Dios conoce bien vuestra fe; procedéis los unos de los otros. Casaos, pues, con ellas con el permiso de su gente y dadles su dote en forma honorable --pues son mujeres que se entregan en matrimonio, no en fornicación ni como amantes secretas. Y si estando ya casadas, cometieran un acto de indecencia, se les impondrá la mitad del castigo que [se impone] a las mujeres libres.

 

i-La compensación estipulada en la legislación islámica para muchos de los pecados es la liberación de un esclavo. Por ejemplo, el matar por error, el abandono voluntario del ayuno, el juramento en vano, etc. Por ejemplo en este versículo Dios dice: 

5: (89) ALLAH no os hará rendir cuentas por juramentos que hayáis pronunciado sin pensar, pero sí os hará rendir cuentas por juramentos que habéis pronunciado en serio. La expiación por romper un juramento será alimentar a diez pobres como soléis alimentar a vuestras familias, o vestirlos, o liberar a un ser humano de la esclavitud; y quien no pueda, deberá [en su lugar] ayunar tres días.

 

j- Algunas de las penas severas en el código penal islámico cuando se aplican a los esclavos quedan luego automáticamente en libertad.

 

3º método para combatir la Esclavitud

Concientizar a los esclavos de sus derechos 

En tercer lugar, el Islam destacó la personalidad de los esclavos como seres humanos exactamente iguales a los hombres libres y estipuló sus derechos. La distinción entre los hombres en el sistema islámico está dada por su piedad y virtud.

 

Derecho a la igualdad:

 

El Islam es la religión de la verdad, de la justicia y la igualdad. Igualdad en los derechos, los deberes y las responsabilidades; igualdad ante la justicia, no hay preferencia entre los hombres sino en la devoción y lo que aporten de beneficios cada uno a su pueblo.  

Dios dice en el Coran:

 

49:(13) Realmente, el más noble de vosotros ante Dios es aquel que es más profundamente consciente de Él. Ciertamente, Dios es omnisciente, consciente de todo.

 

El Mensajero de Dios (s.a.s) también dijo: “¡Oh, humanos! Vuestro Señor es Uno y vuestro padre es uno. No hay superioridad de un árabe sobre un no-árabe, o de un no-árabe sobre un árabe, ni de una persona de piel roja sobre otra de piel negra, ni una de piel negra sobre una de piel rojo, salvo por su piedad y devoción”. [Transmitido por Ahmad]

 

Las enseñanzas del Islam quitan todas las diferencias de raza, color, casta y rango social entre  hombres y mujeres  y ubican a todos en igualdad de condiciones.

 

 

Derecho político:

 

El Islam dio permiso a los esclavos para ocupar cualquier cargo en la sociedad islámica (pensemos en la rigurosa división de condición social en las sociedades hindúes, griegas, romanas, egipcias, persas de la época). Por ejemplo pueden ser jueces. En la época del Profeta éste les confirió en altos cargos desde comandantes de ejército hasta otros cargos de alta envergadura. 

Muchos de los grandes compañeros del Profeta eran esclavos. Los más célebres compañeros como Salman el Persa, Bilal Al Habashi, ‘Ammar Ibn Iaser, Qanbar. Luego de la batalla de Bani Mustalaq” el profeta se casó con una esclava (tomada prisionera de esa tribu judía) y con esta excusa se liberaron a todos los prisioneros-esclavos de esa tribu.

 

Derecho al matrimonio:

 

No hay que forzar a las esclavos a la prostitución, sino que se debe procurar casarles si ellos desean el matrimonio.

 

24:33 ..Y no obliguéis a vuestras esclavas a prostituirse si desean contraer matrimonio,  a fin de conseguir algunos de los placeres pasajeros de esta vida..

 

24:(32) Y [deberíais] casar a los solteros de entre vosotros y también a aquellos esclavos y esclavas que estén preparados [para el matrimonio]. Si [esos a los que queréis casar] son pobres, Dios les dará de Su favor lo que necesiten –pues Dios es infinito [en Su misericordia], omnisciente.

 

 

Derecho a la educación:

 

Hay que procurar darles una buena educación, tratándoles como hijos o hermanos y a ser libres.

Dijo el Profeta Muhammad (s.a.s.) : Aquella persona que tenga a su cargo una esclava y tome medidas para darle una noble educación en  ciencia y conocimiento, la libere de su esclavitud y la ayude a casarse, esa persona será doblemente recompensada por Dios. (Sahih Bujari, Kitab al-Nikah). 

 

4º método para combatir la Esclavitud

El Comportamiento humano con los esclavos 

En el Islam existen muchas recomendaciones para el trato justo y misericordioso con los esclavos, al punto de tratarlos como socios en la vida y ordenar compartir los mejores bienes con ellos. Es decir vestirlos como uno y alimentarlos como se alimenta uno.          

 

Dijo el Profeta Muhammad (s.a.s.) : Vuestros esclavos son vuestros hermanos, ya que el que tiene a un hermano bajo su dependencia debe alimentarlo y vestirlo como se alimenta y viste él mismo; no le impondrá tareas que sobrepasen sus fuerzas, y si os lo demanda, entonces socorredles".

 

Siguiendo esta disposición profética el Califa Ali trataba a “Qanbar” su sirviente de la mejor manera y le decía: "Tengo vergüenza ante mi Dios de vestirme mejor que tú, puesto que el Mensajero de Dios decía: aquello que vosotros vestís dadle de vestir a vuestros esclavos o sirvientes; y aquello que coméis dadles de comer a ellos."

 

El Imam As-Sadiq (P) dijo: "Cuando mi padre ordenaba algo a su sirviente y veía que era algo pesado o difícil decía bismi lah (en el nombre de Dios) y lo hacía con él."

El Profeta aconsejó no llamar a los esclavos y esclavas con el apelativo de esclavo sino hijo o hija. El Sagrado Corán así como el Profeta Muhammad (s.a.s) recomienda explícitamente el buen trato a los esclavos junto al buen trato a los padres, a los huérfanos, a los vecinos, a los amigos, a los refugiados.

Dijo el Profeta Muhammad (s.a.s.) : “Ninguno de vosotros debería decir: Este hombre, o esta hija , es mi esclavo; se podría decir más bien: He aquí un hombre en mí y he aquí una hija en mí". Poniendo de relieve el carácter provisional de las relaciones sociales y de la autoridad de los señores sobre los esclavos, el Profeta (s.a.s.) había dicho: "Ciertamente, Dios ha hecho de vosotros los señores; pero, si hubiera querido, Él habría podido colocaros como esclavos con su poder". 

 

Por lo tanto en este período que el Islam observó para una abolición gradual de la esclavitud estipuló un trato moral sin precedentes. Este trato humano fue reconocido por los historiadores no musulmanes.

George Zaidan en su historia de la civilización dice: "El Islam tiene un trato excepcionalmente misericordioso con los esclavos”.

 

5º método para combatir la Esclavitud:

La condena de la compra venta de seres humanos como el peor comercio  

Dijo el Profeta (s.a.s): "El peor de los hombres es quien vende a los hombres".

Hay que destacar que los esclavos estuvieron entre los que más rápidamente y en mayor número acudieron al llamado de la Revelación que predicaba el Profeta Muhammad (s.a.s).

Uno de los pecados que no perdona Dios (hasta que se restituye el derecho violado al otro) es quitar la libertad de los seres humanos y convertir a otro ser humano en un producto mercantil.

El Mensajero de Dios dijo: "Dios perdona todos los pecados salvo tres: quien niega la dote a su esposa; quien roba el derecho del trabajador; o esclaviza a otro ser humano".

Terminaremos con la famosa frase de Omar el segundo Califa del Islam:

“¿Cuando habéis comenzado a esclavizar a la gente, cuando sus madres les engendraron libres ?”

Go to top TOPlist